Capítulo 120 de La que se avecina - Lunes, 17/10/2016

Eloy Azorín, un atractivo viudo en el episodio de hoy

La que se avecina con Eloy Azorín
La psicóloga y el viudo, frente a frente en el capítulo 120 de La que se avecina
Tras el regreso de La Que Se Avecina a la parrilla de Telecinco la pasada semana, ya vamos entrando en matería y conociendo a nuevos personajes de la serie de humor de Mediaset, hoy conoceremos a Gonzalo (Eloy Azorín), un nuevo paciente por el que se sentirá muy atraída Judith. Él ha perdido a su esposa recientemente y acude a contratar los servicios profesionales de ella para tratar de superarlo.

Este es sin duda uno de los grandes atractivos de este episodio 120 de La que se avecina, la longeva serie de Telecinco y que podremos ver hoy a partir de las 22:30.

Sinopsis del capítulo 120 de La que se avecina, lunes 17 de octubre de 2016



Un nuevo paciente acaparará la atención y el interés de Judith. Gonzalo, un apuesto viudo al que dará vida Eloy Azorín en su intervención estelar, requerirá sus servicios como terapeuta para que le ayude a sobrellevar la trágica muerte de su esposa. Se trata de un caso clínico complejo, ya que el hombre ha creado un amigo imaginario para superar su pérdida. ¿Conquistarle primero o volcarse en su curación? Éste es el dilema al que se enfrentará la psicóloga en la nueva entrega de ‘La que se avecina’.
capitulo 120 de la que se avecina
Escena del episodio 120 de La que se avecina
Por otra parte, Teodoro encuentra en un armario el disfraz del capitán Salami de su hermano. Convencido de que el traje tiene un enorme potencial, el menor de los Rivas propone a Amador crear una webserie para narrar sus aventuras y triunfar así en el entorno online. Entretanto, Raluka Petrescu, la exmujer de Fermín, regresa a Mirador de Montepinar, donde dará una inesperada sorpresa al padre de Lola.Consciente de que la labor presidencial de su padre está siendo un desastre,

Javi recomienda a Vicente y Fermín que contraten los servicios de un administrador de fincas. Sin embargo, las rigurosas medidas anti-morosidad que implementa el nuevo gestor originan un grave conflicto entre los habitantes del complejo residencial.


Comentarios